martes, 26 de enero de 2010

En todo su esplendor (foto: archivo David Benítez)


Se marcha la noche oscura
vencida por tanto brillo,
constante, vivo y sencillo
de la luz de su hermosura.
Vuelve radiantemente pura
al corazón de Triana.
Misma fina porcelana
en su semblante se asienta
para que el pueblo la sienta
todavía más cercana.

Y vuelve más refulgente
que nunca y mucho más bella,
mas siendo la misma Estrella
que ha venerado su gente.
Seguirá cruzando el puente
para que ilumine al paso
de su trono limpio y raso
la Sevilla de su cielo
y eclipse bajo su velo
la tristeza del ocaso.

Y sueño siempre con eso,
con la luz de primavera
y hacer verdad mi quimera
del amor y el embeleso.
Que en la noche haga un receso,
a la tiniebla ordinaria.
Una viva luminaria
que en el alma resplandezca
y cuando ruegue aparezca
y esté en mi noche, diaria.

Yo siempre soñado había
entre fulgor y centella
tocar del cielo una estrella
para que fuera mi guía.
Mas ¿quién dijo que sería
un sueño que no se gana?
¡Si del cielo no me afana
necesitar un lucero
pues la Estrella que más quiero
yo ya la tengo en Triana!

4 comentarios:

El ave peregrina dijo...

Precioso poema a tu Virgen linda, que bonito estos homenajes que le brindas, seguro que desde el Cielo te sonreirá.

Y le digo:

Iluminada tu eres
con brillantes candelabros
concede grandes poderes.
a todos los Sevillanos.

M.Cabra dijo...

indudablemente,junto con nuestra Señora....las dos dolorosas con mas empaque en Sevilla....

que de cosas en común tienen las dos!

Anónimo dijo...

Extraordinaria poesía, de principio a fin. Enhorabuena.

Por otra parte, nadie ha retratado a la Estrella como lo hizo Garduño, para mi gusto claro.

Un saludo
David Benitez

trompeta-sangre dijo...

Me ha encantado, Esther eres poesía en tu interior que está iluminado por la Estrella de la Madre de Dios.

Datos personales

Mi foto
Sevilla, Sevilla, Spain
Sin permiso previo de la autora y administradora del blog o sin citar la procedencia queda prohibido el uso y/o manipulación de su contenido.

Seguidores